B´NAI B´RITH

B’nai B’rith reconoce lo mejor de lo nuestro en pandemia

Por el QH Carlos Heller

– Acorde a las circunstancias y restricciones sanitarias, un centenar de miembros de la conocida fraternidad judía votó para elegir a Boris Kisiliuk, casado, tres hijos y miembro de la filial Shalom para suceder a Jaime Fuchs, quien presidía desde 2016 la institución judía de servicio más antigua en el mundo.

– Asimismo, B’nai B’rith reconoció a aquellas personas e iniciativas que se dieron al esfuerzo de mitigar los efectos más desfavorables de la crisis.

Bajo el lema “EL camino, juntos” B’nai B’rith realizó en el pasado mes de noviembre su 18 Convención, una instancia que permite renovar el liderazgo de la conocida institución filantrópica judía. Como comentó el actual past-president Jaime Fuchs, “realizada en circunstancias excepcionales, contó con la más alta participación de hermanos en los últimos años. Las reuniones por zoom no impidieron un ambiente de fraternidad y camaradería que es digno de destacar”.

Por su parte, Boris Kisiliuk Crutchik, nuevo presidente de B’nai B’rith, es descrito por quienes lo conocen como un miembro “resuelto en ideas” y “sostenedor del buen humor lo que le permite rápidamente conciliar”. Bien conocido en el espacio bnaibritiano por su participación en diversas instancias de liderazgo interno, el nuevo presidente llega con el deseo de “integrar a todas las personas que por razones de distancia física o social no han encontrado aún formas de aportar sus talentos y pasiones a la vida judía”. Lo hace en un tiempo excepcional en lo social, político y financiero para la sociedad chilena.

La Convención Distrital, es la instancia bianual máxima de la organización, y allí concurren los protagonistas de las actividades y proyectos que realizan para reseñar y evaluar las principales actividades y logros del periodo. De igual modo se revisan los trabajos de las distintas comisiones de trabajo voluntario internas y el estado general de la institución.

En los informes de comisiones destacaron las actividades de apoyo a la comunidad judía que realiza B’nai B’rith a través del “Programa de Becas para estudiantes de educación superior”, así como la riqueza y profundidad de la labor de la “Fundación para la preservación del judaísmo chileno”. En el ámbito de la incidencia púbica, destacan la comisión de “Acción Social” y la ahora comisión EMET, cuya misión es contender la propagación del antisemitismo, el antisionismo y las formas de discriminación arbitraria hacia Israel.

Reconociendo a lo mejor de lo nuestro

Por otra parte, en la ocasión se reconoció y distinguió a 19 personas o instituciones que han hecho acciones buenas y justas sin obligación formal en el marco de la pandemia, incluso más allá de sus responsabilidades profesionales.

Reconocemos a lo mejor de lo nuestro en las siguientes personas:

Roberto Minzer: Quien fuese el rostro visible del PEC, el Plan de Emergencia Comunitaria que orientó la actividad comunitaria en los meses más difíciles de la pandemia. El esfuerzo del PEC representa en gran medida lo que ha sido el actuar de la colectividad judía en esta pandemia. Un servicio cohesionado, integral y profesional de apoyo a los miembros de la comunidad, en el momento más crítico.

Andrés Aguilera: Director Nacional de TOM, Tikun Olam Makers, por la creación de la mascarilla Nanohack, liderando una campaña nacional y que luego se implementó en 23 países.

Javiera Andrade: Joven participante del grupo de acción social Ósher de B’nai B’rith. Javiera lideró la campaña de ayuda a ollas comunes de parte de la organización Lazos y otras iniciativas del mismo ámbito.

CADENA Chile: organización conocida por su rol en beneficio de la sociedad, ha tenido un papel fundamental durante la pandemia; en ella participan muchos hijos de miembros de B’nai B’rith.

Sonia Pinto: quien colabora desde varios grupos de voluntariado de ayuda a la comunidad y es Directora Ejecutiva de la Fundación Dulzura para el Alma.

Comunidad Judía de Chile: por haber liderado con organización, iniciativa y trabajo, los esfuerzos de Acción Social de nuestra colectividad.

Embajada de Israel en Chile: reconocida por la realización de aproximadamente 50 donaciones a distintas organizaciones, a las que se hizo entrega de material sanitario de tipo mascarillas y guantes, así como de alimentos y tecnología médica.

Preu Conecta: 70 profesores voluntarios, más de 250 alumnos, 40 cursos y seis materias. Proyecto liderado por jóvenes de nuestra colectividad, quienes ofrecen preparación gratuita para la Prueba de Transición de admisión universitaria.

Reshet Chile: Por su constante, cálido y generoso soporte a las necesidades de alimentación, salud y apoyo multidisciplinario a los miembros más necesitados de nuestra Comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *