Actualidad

El Museo Interactivo Judío, MIJ, lanza actividad que promueve el valor de la libertad y la democracia para niños de entre 5 y 10 años.

La actividad está basada en un material de Yad Vashem que narra la historia de un niño judío prisionero del gueto de Terezín, en Checoslovaquia.

La nueva actividad que lleva a los colegios el Museo Interactivo Judío busca “introducir algunos conceptos básicos del Holocausto a estudiantes más pequeños, a través de una actividad que se enfoca en el valor de la libertad, de la democracia y los derechos humanos”, explica Debora Roitman, del departamento de educación del MIJ.

De esta manera, lo que se busca es promover la empatía por la historia de Tommy, un niño judío quien, a pesar de estar privado de libertad, está en compañía de sus padres y recibe mensajes llenos de amor y optimismo, reflejados en los dibujos que le regala su padre.

Algunas nociones muy básicas del Holocausto, como la persecución y el encierro de los judíos, son introducidos y explicados, sin generar traumas.

El material permite que los alumnos accedan en forma interactiva y paulatina a la historia de Tommy. Específicamente, la actividad muestra la cotidianidad del pequeño, argumentando que todos los niños son iguales sin importar su religión, edad, nacionalidad o creencias.

Esta actividad dura 45 minutos y está disponible en forma gratuita para los colegios en alianza con el MIJ. (Michelle Reich, MIJ).

Fuente: CJCh

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *