Actualidad

En la ONU le cortaron el micrófono a oradora en plena defensa a Israel.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas debatió un informe en el que acusó a Israel de crímenes de guerra el lunes 18 de marzo. Sin embargo, no todas las voces pudieron participar en el debate.

Anne Bayesky, directora de la ONG Human Rights Voices y el Instituto Touro y Derechos Humanos y el Holocausto, intentó refutar el testimonio del profesor de derecho canadiense Michael Lynk, quien acusó a Israel de “utilizar una fuerza desproporcionada contra manifestantes pacíficos” durante los violentos y masivos intentos por destruir la valla de seguridad entre Gaza e Israel durante el último año.

El presidente del Consejo de Derechos Humanos, Coly Seck, de Senegal, interrumpió a Bayafsky dos veces mientras pronunciaba sus comentarios. Además, cortaron el audio de sus comentarios, lo que impidió que se escucharan muchos de sus puntos.

Bayefsky fue la única oradora interrumpida durante el debate.

Bayefsky criticó al presidente del Consejo por negarse a permitirle hablar como él había permitido a todos los demás oradores.

“El contraste entre el exterior y el interior de las Naciones Unidas hoy fue salvaje. En el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, intenté llamar la atención sobre el horrible asesinato de Ori Ansbacher porque era judía, y la ausencia de cualquier mención de ella por el investigador de Israel de la ONU que dijo que estaba informando sobre la situación actual de los derechos humanos. ¿La respuesta del Presidente del Consejo? ¡Me cortó el micrófono! Me interrumpió dos veces, calificando mis comentarios de insultantes porque en ellos hice una analogía entre los expertos investigadores de la ONU a Israel con los nazis. Insulté a los antisemitas al intentar llamar la atención sobre su antisemitismo. Así terminaría mi declaración, si me hubieran permitido hablar: en esta ONU, el antisemitismo no es un problema, es un derecho humano”, dijo.

Las siguientes son las observaciones completas que Anne Bayefsky intentó presentar en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra:

En otra vergüenza para los canadienses y la Facultad de Derecho de la Universidad de Western Ontario, el profesor Michael Lynk produjo una serie de mentiras antisemitas:

  • Mentira Uno: las llamadas “manifestaciones” de Gaza han sido “en gran parte pacíficas”.
  • Mentira Dos: los palestinos pueden no haber lanzado explosivos y dispositivos incendiarios en Israel.
  • Mentira tres: el propósito de lo que en realidad son disturbios es el derecho a “regresar”, no el objetivo declarado de Hamás de arrasar el Estado Judío.

El antisemitismo moderno opera a través de la ONU, este Consejo y su cámara de resonancia moderna, Demócratas en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de esta manera:

  • Primero, demonice al Estado Judío. Los tropos nazis y antisemitas de Lynk incluyen afirmaciones de que el Estado Judío tiene un “apetito por el territorio” y
  • Segundo, impulse un boicot al Estado Judío demonizado. Lynk describe “llamar a boicotear a Israel” como “trabajo legítimo”.
  • Tercero, criminalizar la autodefensa del Estado Judío. Los aspirantes a asesinos palestinos no tienen el éxito suficiente para que Israel satisfaga la parodia de proporcionalidad de Lynk.

Hay un paso final en la vida real para esta fórmula antisemita de la ONU. Más judíos mueren. A principios de este año, Ori Ansbacher, una israelí de 19 años, fue violada y asesinada por un palestino porque era judía. Su asesino ahora tiene derecho a una recompensa palestina.

Ori no es mencionada en el informe Lynk sobre la “situación actual de los derechos humanos”. Tampoco lo es el terrorismo palestino, ni la devastadora destrucción de bosques y granjas. En cambio, Lynk se jacta de que su informe solo se centra en las violaciones cometidas por Israel.

En esta ONU, el antisemitismo no es un problema, es un derecho humano.

Fuente: Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/onu-derechos-israel-palestinos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *