CISROCO

Febrero: mes de amor

Febrero, tiempo de vacaciones, es sin duda también el mes del amor y en CISROCO celebramos el amor en sus múltiples maneras.

Cada 14 de febrero celebramos a los matrimonios que optan por vivir junto a nosotros, pero no sólo a ellos: sabemos que el amor nos acompaña a lo largo de toda la vida y se puede expresar en lazos sanguíneos, amistades… ¿y por qué no decirlo? Nunca es tarde para volverse a enamorar.

Somos testigo de que en la residencia algunos adultos mayores han encontrado el amor e iniciado lindas amistades y pololeos… sin embargo, no es sólo eso, cada 14 de febrero celebramos también el amor de amigas (como muchas amistades que han surgido este último año en medio de la pandemia), de hermanas (como por ejemplo, el caso de las tres hermanas Ergas), de madres e hijos (como nuestras queridas Eugenia y Daisy que viven en la residencia con sus hijos), y toda la variedad de relaciones afectivas que alegran la vida de nuestros residentes.

Todos necesitamos compañía y complicidad a lo largo de nuestras vidas, por lo cual, ser mayor no debiese ser sinónimo de soledad o ausencia de afecto.

Si bien la viudez acompaña a muchas personas mayores, especialmente mujeres, eso no es sinónimo de castración afectiva o de la imposibilidad de seguir amando; sino, preguntemos a tantos abuelos y abuelas que con dedicación consienten a los menores de la familia, o a muchas amistades que surgen en esta etapa de la vida.

En la residencia, la afectividad es una dimensión muy importante que se manifiesta, no sólo en el respeto y cercanía de nuestros funcionarios, o en promover espacios de encuentro con la familia, sino también en fomentar lazos de amistad y afinidades entre pares, en la acogida que tienen nuestros matrimonios de adultos mayores y en recoger las historias de vida, con respeto y calidez.

Como queremos celebrar la vida y las muchas formas en que esta se expresa, nos estamos preparando para celebrar el 14 de febrero con una rica comida, música y una entretenida actividad, de manera de hacer que los residentes disfruten, salgan de la rutina y pasen un momento de distención.

Pero no sólo queremos que esto sea un día, sino que tenemos ya desarrollada toda una campaña comunicacional enfocada al amor; a rescatar las historias de amor de nuestros residentes y a tomar conciencia de cómo hoy expresamos nuestros afectos en esta etapa de la vida, mostrando cómo en CISROCO…

¡Se vive el amor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *