Actualidad

Invento israelí: un dispositivo se conecta al celular y realiza un examen médico completo

El dispositivo permite realizar un análisis clínico completo (MyHomeDoc).

Un nuevo artefacto toma fotos de los oídos y la garganta, graba los sonidos de la respiración, del corazón y de los intestinos, e incluso mide el nivel de oxígeno en la sangre. Los resultados que aparecen en el dispositivo, que sustituye el examen físico, se envían al médico para que haga un diagnóstico a distancia.

Científicos israelíes han inventado un artefacto que se conecta al teléfono celular y lleva a cabo un examen físico completo que se envía al médico, lo que permite reemplazar un examen clínico.
La medicina a distancia se ha convertido en los últimos años en una parte integral de la medicina, y las sociedades médicas ya permiten que los usuarios se comuniquen con el médico sin necesidad de ir a la clínica, y en lugar de ello hacer los exámenes desde casa. El nuevo dispositivo israelí permite llevar a cabo un análisis físico a distancia por medio del celular.
El nuevo dispositivo, que lleva el nombre de myhomedoc, cuenta con sensores que se ajustan al teléfono celular con facilidad y permiten sacar fotos de los tímpanos de los oídos, la faringe, oír los sonidos del corazón y los pulmones por medio de un estetoscopio digital, medir la fiebre y el pulso, e incluso determinar el nivel de oxígeno en la sangre.
Por medio de una conexión bluetooth, los resultados se registran en el smartphone y se envían al médico de cabecera, que ve las imágenes, oye los sonidos grabados y puede hacer un diagnóstico del problema aun con el paciente lejos del lugar donde está el facultativo. La idea del dispositivo surgió de la mente de Nir Raz y su esposa Shiri, que buscaban una manera de evitar la necesidad de ir con el hijo enfermo a la clínica, lo que podría aumentar el riesgo de contagiarse y contraer enfermedades infecciosas como la gripe o el sarampión.
Fabricar el artefacto llevó unos tres años, en los que se hicieron pruebas rigurosas y exhaustivas que mostraron que las simulaciones o imágenes que indica el dispositivo son exactas y precisas. Actualmente se están haciendo pruebas en Estados Unidos, con objeto de enviar el dispositivo a la FDA para su autorización. Al mismo tiempo se estudiará en uno de los hospitales de Israel.
El artefacto saldría en pocos meses al mercado en Israel y el mundo (MyHomeDoc).
“Esperamos que el dispositivo reemplace las múltiples visitas al médico”, expresó Shabtai Negri, CEO de la compañía en desarrollo, “Se espera que facilite los sistemas de salud para reducir la carga y también facilite a los pacientes que pueden evitar la clínica y enviar la prueba desde cualquier parte del mundo”. En unos pocos meses, el dispositivo saldrá a la venta en Israel y en todo el mundo.
A diferencia de otros dispositivos de la competencia que hay en el mercado, se prevé que el invento israelí cueste la tercera parte. Además, permite llevar a cabo el examen también “offline”, y enviarle los resultados al médico en otro momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *