Actualidad

La nave israelí Bereshit no llegó de manera segura a la Luna

La icónica vista del lado oscuro de la Luna desde la nave Bereshit

La nave israelí, Bereshit, no realizó el alunizaje como estaba previsto.

Cuando el módulo lunar se acercó a la Luna, SpaceIL perdió contacto con Bereshit varias veces. Los científicos mantuvieron la esperanza mientras se restablecía la conexión, pero solo unos minutos antes de que se suponía que la nave debía tocar a la superficie lunar, el contacto se perdió una vez más y se estrelló en la Luna.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, quien estaba a la mano para observar la llegada de la nave, dijo que Israel continuará intentando llegar exitosamente a la Luna.

Decenas de miles de israelíes se habían quedado hasta altas horas de la madrugada para ver el lanzamiento del módulo lunar desde Cabo Cañaveral, Florida, el 21 de febrero, a bordo de un cohete SpaceX Falcon 9.

Esta vez, se esperaba que Bereshit hiciera contacto con la Luna en la parte noreste del Mar de la Serenidad, un área plana en la superficie lunar, en algún momento entre las 10 y las 11 pm en Israel. Una llegada exitoso haría que Israel fuese el cuarto país, después de la Unión Soviética, los Estados Unidos y China, en alunizar una nave espacial.

Por otro lado, se habían planeado otros eventos del alunizaje también patrocinados por la Agencia Espacial de Israel para Kiryat Shemona en el norte, Mitzpeh Ramon en el sur, Givatayim (un suburbio de Tel Aviv) y Jerusalén.

La semana pasada, SpaceIL transmitió directamente desde su sala de control en Yehud, Israel, cuando Bereshit entró con éxito en la órbita de la Luna en su último paso importante antes del alunizaje, transformando a Israel en el séptimo país en entrar en la órbita de nuestro satélite natural.

El motor de la nave no tripulada se quemó durante seis minutos, y la maniobra, la séptima de la nave, se realizó con comunicación completa entre la sala de control y Bereshit. Desde entonces, se produjeron varias quemaduras menores en el motor para orientar adecuadamente la nave y permitir un alunizaje adecuado.

Bereshit ha viajado más de 3.4 millones de millas en sus órbitas alrededor de la Tierra y otro 1 millón alrededor de la Luna.

La misión tenía la tarea de que la nave espacial tomara fotografías del lugar de aterrizaje y una auto foto para demostrar que aterrizó de manera segura. También debía medir el campo magnético de la Luna como parte de un experimento realizado en colaboración con el Instituto de Ciencia Weizmann en Israel.

La nave espacial debía dejar una cápsula del tiempo que contiene una base de datos de cientos de archivos digitales que van desde detalles sobre el SpaceIL, la propia nave y la tripulación del proyecto, hasta símbolos nacionales, elementos culturales y materiales recopilados del público en general a lo largo de los años, como toda la Biblia impresa en texto microscópico en un círculo metálico del tamaño de una moneda.

SpaceIL fue fundada para competir en Google Lunar XPrize, un concurso para ver quién podría construir la primera nave privada para alcanzar la Luna. Los co fundadores, Yonatan Winetraub, Kfir Damari y Yariv Bash, presentaron su solicitud justo en la fecha límite, el 31 de diciembre de 2010, y realizaron algunos experimentos fallidos antes de construir la nave adecuada.

Del tamaño de un automóvil compacto, se ha dicho que la embarcación se parece a una lavadora de salida y que pesaba alrededor de 1,300 libras en el lanzamiento, la mayoría de los cuales era combustible.

El XPrize se cerró sin un ganador el año pasado, pero en el camino, SpaceIL recibió fondos suficientes para continuar. Ha trabajado en asociación con Israel Aerospace Industries (IAI), y sus donantes incluyeron al multimillonario magnate de los casinos estadounidense, Sheldon Adelson, al multimillonario sudafricano-israelí, Morris Kahn, y al magnate canadiense e israelí de bienes raíces, Sylvan Adams.

Fuente: Radio Jai

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *