Actualidad

Los estados árabes se han dado cuenta de que Israel no puede ser destruido

En los Estados del Golfo Pérsico disfrutamos de la innovación gracias a nuestros vastos fondos. Eres inventivo. Aún no hemos logrado sembrar las semillas de la innovación, que son democracia, liberalismo y libertad“, dice Abd Al-Hamid Al-Ansari, una de las voces liberales más francas del mundo árabe, en una entrevista con Israel Hayom, en Doha, Qatar.

En el pasado, Al-Ansari se desempeñó como decano de la Ley Islámica en la Universidad de Qatar, donde no tuvo reparos en criticar el uso del terrorismo y la violencia en nombre del Islam. Hoy, Al-Ansari escribe artículos de opinión y libros sobre el estado del mundo árabe y Medio Oriente.

Israel Hayom se encontró con Al-Ansari en el corazón de Doha, la capital de Qatar, que se está preparando para el torneo de fútbol de la Copa Mundial de la FIFA 2022 que la ciudad albergará, en lo que será la primera vez que participe un Estado árabe. La decisión de permitir que Qatar sea sede de la Copa Mundial provocó una controversia cuando se anunció. Grupos de derechos humanos protestaron por el honor que se le otorga a Qatar al mismo tiempo que cientos de miles de trabajadores extranjeros en el país son aprovechados y tratados como esclavos modernos.

Durante el último año y medio, Arabia Saudita y sus aliados han impuesto un bloqueo por tierra, mar y aire a Qatar por sus vínculos con Irán y el apoyo abierto a las fuerzas de oposición en varios países árabes y organizaciones terroristas. Sin embargo, la construcción de ocho estadios en la preparación de los juegos está casi completa.

Chispas de protesta
P: ¿El mundo árabe ha aprendido las lecciones de los dramáticos resultados de la Primavera Árabe?

“Este fue un movimiento de protesta popular, cuyas razones fueron muchas. La decepción de las masas fue la razón principal de la Primavera Árabe. Los líderes de la revolución de los oficiales en Egipto prometieron a las masas la libertad, la unidad, la liberación de Palestina, una sociedad justa. Ninguna de estas cosas se ha realizado en más de 50 años. Pero la razón más importante fue el tema de la dignidad humana. Los revolucionarios que llegaron al poder acabaron con la oposición; sus oponentes fueron torturados en prisiones. La dignidad humana árabe ha sido violada en todos los países árabes importantes. Esa es la chispa que encendió la mecha.

“La Hermandad Musulmana trató de alcanzar el poder en Egipto y otros países. Como un exitoso movimiento de oposición, lograron alistar a las masas. Pero no tenían un plan político-nacional para la construcción y el crecimiento. La Hermandad quería luchar contra el secularismo e imponerse en el Estado y en la sociedad. Esto llevó al fracaso, y al fracaso de la primavera árabe. La situación se está volviendo más difícil de lo que era antes de la primavera [árabe], como vemos en Siria, Libia, Irak y Yemen. ¿Quién se atrevería hoy a pensar en una rebelión contra los regímenes existentes, después de haber visto estos resultados trágicos? Sólo la minoría más pequeña”.

Según Al-Ansari, “la policía, por su parte, aprendió una lección hasta cierto punto. En Arabia Saudita, se han producido grandes cambios políticos, sociales y religiosos significativos. En los Estados del Golfo, están los comienzos de la apertura política, social y económica. Uno puede ver mucha más templanza en lo que concierne a la libertad de expresión. En Qatar, la libertad de expresión es posible a través de las redes sociales abiertas”.

“La gente en la región del Golfo se siente más libre para expresar sus opiniones y criticar la corrupción”, dice. “No escuchamos sobre la tortura en las cárceles. La gente lo demuestra, como vemos hoy en Sudán y Argelia. En el pasado, habrían respondido a tales protestas con fuerza. Hoy los regímenes son cautelosos. El ámbito internacional tiene una mayor influencia en lo que sucede en los Estados árabes. Los regímenes están bajo escrutinio interno y externo”.

En apoyo de la alianza estadounidense

En la opinión de Al-Ansari, hay un tema más importante a destacar, y es que a lo largo de este difícil período, en la mayoría de los países árabes sunitas, no hubo expresiones de hostilidad hacia los judíos fuera de las corrientes más radicales: los salafistas. o los Houthis en Yemen.

“También con respecto a Israel”, enfatiza, “como Estado y como política, los regímenes árabes están demostrando hoy más flexibilidad [en] la normalización y la cooperación política y económica con él, en particular en la región del Golfo. Vemos esto también en los medios de comunicación. A nivel público, la situación es diferente. Y, sin embargo, veo que las naciones árabes de hoy tienden a reconciliarse con Israel, si Israel se compromete a respetar los derechos de los palestinos, es decir, el establecimiento de un Estado con todo lo que eso implica”.

P: ¿Qué significa un Estado con un ejército?

“Habrá una necesidad de definir el carácter del Estado palestino. En el pasado, el contacto con Israel se consideraba traición, y hoy no hay una oposición masiva a él. Y los árabes se han convencido de que Israel existe, que no puede ser destruido por la fuerza y que es preferible negociar con él. Durante 70 años, los árabes probaron todos los medios de violencia contra Israel y vieron que solo se vuelve más poderoso a medida que se debilitan”.

“Una cosa más”, agrega Al-Ansari, “los Estados árabes gastan vastas sumas de dinero en armas, a costa del avance de sus sociedades. Si hubieran invertido estos miles de millones de dólares en desarrollo, el estado de las sociedades árabes sería mejor. Más allá de esto, los árabes descubrieron que los propios palestinos están divididos y en conflicto entre la Autoridad Palestina y Hamas. Si los propietarios del problema se pelean entre sí, otros no tienen problema en buscar la justificación para la reconciliación con Israel”.

Por supuesto, Al-Ansari señala que “Irán también participa en este desarrollo: los árabes se dieron cuenta de que Irán, como resultado de sus acciones en el mundo árabe, constituye una amenaza. Irán ahora controla cuatro capitales árabes: Bagdad, Damasco, Beirut y Sana’a. Hoy en día, los árabes entienden que la consigna de resistencia a Israel fue utilizada por los iraníes para actuar contra ellos [los árabes].

“Todos los que hoy en día levantan estos lemas: Irán, Hezbolá, Hamas y las masas que gritan ‘Muerte a Israel y los Estados Unidos’ hacen esto por sus propias necesidades personales. Todas las consignas contra Israel fueron una herramienta política para alcanzar el poder”.

P: ¿Qué opina sobre la política exterior de los Estados Unidos bajo el presidente Donald Trump?

“Soy uno de los que apoyan una fuerte alianza con los Estados Unidos, independientemente de la identidad del presidente estadounidense. Qatar es un país pequeño que necesita una alianza con un poder como Estados Unidos. La decisión de retirarse de Siria es un asunto estadounidense. La política de Trump se deriva del deseo de cumplir su promesa a los votantes de llevar a los soldados estadounidenses a casa. Trump representa otra política. Hoy en día, Trump no está dispuesto a pagar con bajas o dinero estadounidenses para resolver los problemas de los demás”.

Al-Ansari dice que “en el Medio Oriente, los árabes de todas las tensiones políticas atacaron a los Estados Unidos por su participación en el derrocamiento de los regímenes. Esa fue una de las razones del odio a los Estados Unidos, que culminó en los ataques del 11 de septiembre. Estos son problemas árabes que los árabes deben resolver por sí mismos”.

P: ¿Y qué crees que sucederá con el llamado “Acuerdo del siglo” de Trump?

“Hay informes contradictorios sobre lo que conlleva [el plan de paz de Trump]. Estoy convencido de que los regímenes árabes no aceptarán una solución que no satisfaga a la Autoridad Palestina. Sin embargo, el enfoque estadounidense actual es: solo ayudamos a aquellos que se ayudan a sí mismos”.

Al-Ansari cree que, a pesar de las sanciones de Estados Unidos a Teherán, “el régimen iraní no está en peligro. No creo que haya una revolución, pero puede haber cambios en el régimen. Irán estará obligado a cambiar su política exterior y detener la transferencia de fondos a agentes en otros países. También tendrán menos dinero [para invertir] en la carrera de armamentos y los programas nucleares si quieren permanecer en el poder.

Dice que la continuación de la política actual de Estados Unidos sobre Irán convencería al régimen de ayatolá de que “el crecimiento económico es más importante que exportar la revolución y gastar dinero en el extranjero”. Pero que señala que “requerirá más tiempo”.

Artículo original de © israelnoticias.com | Autorizado para su difusión incluyendo este mensaje y la dirección: https://israelnoticias.com/editorial/estados-arabes-israel-destruido/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *